Siembra

22.10.21 – 05.11.21

Catalina Ruiz & Martina Elisa

Fusionamos nuestros estilos de manera libre y experimental. Un ensayo espontáneo que rápidamente fue marcando su propio camino. La propuesta fue escalando y, cada vez mas arriesgada, afianzaba su identidad. Tanasí, que durante el proceso nació una tercera artista, que brotó de la fusión de nuestra expresión individual. En este proceso tan expansivo, el espectador también fue parte aportando elementos de descarte y creando así un nuevo significado, dandole un sentido mas profundo a la obra: la capacidad de reutilizar y dar una nueva vida a objetos en desuso. Objetos que cuentan historias y nos han manifestado nuevos rumbos en el impulso creativo. Estas piezas, de los origenes más diversos, conforman un ecosistema del que todos somos parte. Nuestra nueva serie nace en el mar, donde la diversidad abunda, donde cada ser vivo que compone el fondo del océano por minúsculo que sea, es crucial para el bienestar de la humanidad y la salud de nuestro planeta. Un espacio inmensamente misterioso donde conviven especies aun desconocidas. MARINA propone bucear en el misterio y dar un nuevo significado al conjunto de elementos que laten ahí. Es una invitación a sumergirse en la serie y dejarse llevar por un caos perfectamente ordenado. Es explorar cada uno de sus recovecos y los movimientos orgánicos que emanan de ellos. Como la misma naturaleza, MARINA encuentra su equilibrio en la suma del todo, sus partes son complejas y su totalidad es simple. Pulcra. Hipnótica. MARINA invita a ahondarse en un espacio transformador de oxigeno infinito.

En todas las culturas vive la nostalgia del paraíso perdido: algunos lo han llamado Belle Époque, Siglo de Oro, Divina Comedia o Edén. Siempre es un jardín de delicias, colmado de árboles, frutos y perfume de flores. Es esa tierra maravillosa y desconocida, llena de seres que convierten en real lo imaginario. Un oasis donde nace una eterna primavera, dónde solo el tiempo de deleite es tiempo feliz. Donde los sentidos se encandilan con lo sublime, la naturaleza y la belleza. Somos metamorfosis. Transformamos las imágenes en historias y relatos, e ilustramos nuestra mente con escenas de cuentos. Siembra es un jardín botánico viviente que nos envuelve y transporta al país de las maravillas que nace de nuestra ferviente imaginación. Florece de estas paredes la primavera engendrada por Catalina y Martina. Primavera que germina de los elementos cotidianos con semillas concedidas por veintiún colaboradores, que a lo largo de este año se han enhebrado en estas obras llenas de vida, en este paraíso llamado Siembra. Un paraíso no tiene principio ni fin. No hay un recorrido. No hay una sola historia. Es un universo de historias de todos aquellos que lo visitan y de todas las personas que lo construyeron. Al entrar en Siembra, vivamos también la eternidad de la realidad cotidiana transmutada en edén y dejemos nuestra propia historia en un para siempre.

Cerrar navegación del sitio